Herpes Simple: Tratamiento Natural En 4 Pasos


Primero que nada, para que un herpes simple tratamiento sea eficaz, debes extremar las medidas higiénicas y aplicarte los remedios con frecuencia y disciplina.

Ya debes saber que el herpes simple es producido por el virus del herpes simplex tipo I, que afecta toda la zona de la boca, y donde aparecen vesículas o ampollitas que se revientan, drenan y finalmente se curan.

Lo que debes hacer en el herpes simple tratamiento

Vas a necesitar, además de los ingredientes que te mencionaremos, un poquito de valentía porque los procedimientos son un poco dolorosos. Pero el dolor se recompensa con la alta efectividad.

1. Enjuague bucal

Utiliza enjuague bucal para preparar el proceso. Las sustancias que contiene un enjuague bucal normal son bastante fuertes, coloca un poco en tu mano ahuecada y pon los labios de modo que queden en remojo.

Deja pasar unos segundos, 5 o 10, lava muy bien tus manos y repite el procedimiento.

2. Bicarbonato o limón

Luego de enjuagarte con el enjuague bucal, aplica bicarbonato de sodio sobre el herpes; hazlo con un bastoncito de algodón, 3 veces al día es.wikipedia.org.

También puedes utilizar limón: parte ¼ de pieza y lo pones directamente sobre el fuego. Es muy doloroso pero las propiedades desinfectantes del limón, así como las antivirales, resultan extraordinarias para que el herpes se cure aún más rápido.

Puedes alternar el limón con el bicarbonato para descansar del dolor.

3. Sal

La sal suele ser bastante eficaz, aunque como podrás imaginar, también puede irritar un poco la sensible piel de los labios. Sin embargo, se recomienda mucho en el herpes simple tratamiento porque acelera la curación es.wikipedia.org.

Es normal que sientas escozor al aplicártela, y el consejo es hacerlo por las noches, antes de ir a dormir, para que actúe durante la noche.

Puedes usar sal marina (es mejor pues no tiene ningún aditivo químico), y con un poquito que pongas en un mortero y volverla polvo es suficiente.

4. Pomada con pasta dental y sal

Otro remedio que puedes usar por las noches, aunque algunos no lo recomiendan porque puede resultar muy irritante para la piel, es mezclar pasta dental con sal.

Para el herpes puedes realizar una especie de pomada que lleve como base la pasta dental, le agregas una pizca de la sal triturada en mortero, unas gotas de limón recién exprimido y una puntita de bicarbonato, mezcla todo muy bien y aplica por las noches.

Si lo deseas puedes sustituir la pasta dental por cera de abeja.

Otras indicaciones para el herpes simple tratamiento

Por ello, resulta muy útil llevar un diario para el herpes simple tratamiento, lo cual te será de gran ayuda para mantenerlo controlado.

Lo ideal es saber bien qué medidas tomar en cada caso, además de aprender a nutrir tu cuerpo con alimentos que te ayuden a prevenir el contagio y los brotes del herpes. El PROTOCOLO DEFINITIVO DEL HERPES, de Melanie Addington tiene todo esto, y mucho más.

Aprenderás todos los secretos del virus causante del herpes simple y tendrás una guía paso a paso con las medidas y precauciones que debes aplicar si quieres restablecer tu salud y mantener al herpes inactivo.

Rate this post